martes, 2 de septiembre de 2008

Porcentajes

A raíz de la entrada anterior, algunas (las mujeres, todas tan curiosas :P) me preguntáis: si la editorial no es quien más dinero se lleva a la hora de vender un libro… ¿Quién se queda con la pasta?

Bueno, lo cierto es que del negocio, lo que es el negocio editorial, sé más bien poca cosa… ¡afortunadamente! Únicamente lo que me contó alguien que tiene mi completa confianza por ser escritor, editor y porque, leñes, ¿para qué iba a engañarme si era la primera vez que hablábamos y quien sabe cuando volveríamos a hacerlo?

Desconozco el % que se quedará un autor “consagrado”, mucho menos una estrella de la escritura, dícese Follet, King, Grisham, Rowling… Sin duda, el % de esta gente es muy superior. Pero, aproximadamente, un autor NOVEL se lleva un porcentaje sobre la venta de entre un 8 y un 12 %. Y como en la media está la belleza, pues pongamos un 10%, aproximadamente.

Ojo, que no es el 10% del PRECIO DE VENTA. No, es el 10% PREVIO I.V.A . Vamos, que de la venta de un libro que cueste 18€, el autor recibe, aproximadamente, 1,5€. Ahora bien, de ese 1,5€ debe pagar sus impuestos, claro y, si tiene agente, pagarle el % correspondiente y que cada uno tenga firmado.

Vamos, que para vivir de vender libros tienes que vender MUUUUUUUUUUUUUCHOS libros…

Bien, eso es el 10%. ¿Qué pasa con el 90% restante?

Según me dijo ese autor y editor, la Editorial se queda, más o menos, alrededor del 30 %. De ahí, tiene que pagar todos sus gastos: maquinaria, personal, papel, tinta, etc… ¡y ganar dinero, claro!

Como dos más dos son cuatro, resulta que ya tenemos el 40% de la venta de los libros. ¿Dónde va el 60% restante?

Pues, como en casi todos los productos, ese dinero se lo queda el distribuidor, vamos, el que pone los vehículos para llevar nuestro libro a tal o cual librería.

Por lo que me contaron (ya digo que de primera mano), el distribuidor es el que pone “las reglas”. Es decir, es el distribuidor quien decide dónde se coloca tu libro y cuántos ejemplares reparte en cada lugar. Vamos, que es quien maneja el cotarro. Ya digo, como en cualquier otro producto, ¿o a caso las patatas las compran los distribuidores al precio al que lo hace el consumidor en el supermercado de la esquina? Precisamente por este razonamiento, me inclino a pensar que esta media de porcentajes es más que cierta. La editorial, por tanto, está en cierto modo en manos del distribuidor.

Es mejor que nos dediquemos a escribir. El mundo editorial es demasiado complejo y descorazonador.

13 comentarios:

Martikka dijo...

Tú lo has dicho: es demasiado complejo y descorazonador. Y no vale la pena preocuparse demasiado, así son las cosas en este país, y si no eres Stephen King o Zafón... Pero bueno, ¡siempre nos quedará trabajar por amor al arte, como siempre!

Saludos!

Blas Malo Poyatos dijo...

Algo así me temía.

Bueno, creo que voy a añadir mi granito de arena. Te has olvidado de mencionar a otro agente que realmente gana muchísimo dinero antes de publicar el libro incluso... ¡las copisterías y las mensajerías (o Correos, que también cuesta)!

Os remito a mi Blog, un saludo a todos.

(Blog: A Hemingway le negaron 27
http://www.lenegaron27.blogspot.com )

Laura dijo...

Tal vez por eso algunas editoriales grandes y poderosas se aseguran de no darle todos los paquetes a un sólo distribuidor, sino que se consiguen un buen puñado ;)
Los que aspiramos a desarrollar la escritura profesional siempre nos sentimos desocorazonados con este tipo de notas, pero no podemos obviar que tanto las editoriales como las distribuidoras son entes comerciales que bien se arriesgan por un producto más o menos incierto, mientras nosotros tenemos como sola tarea escribir el libro. Está en nosotros la posibilidad de escribir libros que expresen nuestras pasiones artísticas y a la vez sintonicen con una audiencia sensible, la cual será, a la postre, la que determinará, con sus compras, el éxito de escritor, editorial y distribuidoras, pero sobre todo, de la literatura. :)

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Las citas que has señalado son bastante exactas:
30 % librería
30 % distribuidora
10 % autor
30 % editorial
Hablando siempre de un autor o autora normal, del montón, posiblemente más del 95 % de los que existen en el mundanal ruido del escaparate literario.

Elisabet dijo...

Gracias por esas aclaraciones, Teo, y Paco. Lo del 10 % ya lo sabía, realmente para vivir de la literatura hay que vender mucho. ¡Imaginaos los que venden cientos de miles... o millones de libros! Creo que con los 10 millones que dicen que ha vendido Zafón ya tiene para vivir regaladamente el resto de su vida.

También he oído hablar de las distribuidoras y de ese mundillo a un editor de revistas. Vaya,vaya. Sí, es verdad que los intermediarios tienen poder. Si no, que se lo digan al señor IKEA (que hizo su fortuna así, de transportista, vikingo tenía que ser...)

No, no es para desanimarse, sino para seguir luchando. Las cosas son así, aquí y en todo el mundo. Mi mentora, que comenzó publicando gracias a premios de dotación humilde y con tirajes modestos, ha vendido más de 50.000 ejemplares de su última novela, y eso ya da de sí bastante... ¿verdad? Para un año no está nada mal.¡Yo "pagaría" por eso ahora mismo!

Teo Palacios dijo...

Martika, tal vez cueste trabajo vivir de VENDER libros. Ahora bien, una vez se mete la cabeza (bien metida, eso sí) en el mundo editorial, hay varias actividades complementarias que ayudan a vivir de la escritura. Eso sí, hay que tener paciencia, porque no se logra en un año, ni en dos...

Saludos

Teo Palacios dijo...

Blas, el mundo de los concursos literarios es para darle de comer a parte... mejor no entro en ese tema.

Sí conozco, y tengo gran amistad, con un autor que ha quedado por dos veces finalista del Minotauro. Si quieres conocerlo mejor, pásate por la web de Leonardo Ropero.

Saludos.

Teo Palacios dijo...

Llevas razón, Laura. No son pocas las editoriales que tienen varias distribuidoras. Algunas tienen incluso distribuidoras propias, y así se aseguran un trozo mayor des pastel.

Por supuesto, el autor está obligado a buscar la máxima calidad en sus escritos, de lo contrario no tendrá opción alguna... si bien es cierto que la calidad literaria no te asegura el éxito.

Es un tema que da para muchos comentarios, no te parece?

Un abrazo.

Teo Palacios dijo...

Gracias, Paco, por la confirmación.

Evidentemente, en el apartado que yo comentab acomo distribución, incluía el porcentaje de la librería, aunque bien es cierto que pensé que ese porcentaje sería algo inferior, en torno al 20%.

Un abrazo

Teo Palacios dijo...

Eli, lo que creo que es desanimador es centrar el pensamiento en esos aspectos del mundo literario. Para nada debe uno desanimarse si lo que quiere es escribir.

Como más de una vez hemos comentado, creo que quien tiene talento y constancia (a partes iguales, porque este mundo es terriblemente lento y selectivo), llegará antes o dspués a la meta.

Otra cuestión es el resultado: vender mucho o poco.

Pero vamos... que llegar llega si se lo curra lo suficiente.

Besos.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Hola.

Por supuesto que hay actividades complementarias, que son incluso más provechosas económicamente que la venta de libros, pero están directamente influenciados por ello:
* Charlas, alrededor de 300 euros.
* Colaboraciones en revistas o periodicos, igualmente unos 300 euros.
(Estas cifras, autores y autoras normalitos, que los famosos, no al nivel de Zafon o Pérez Reverte, por ejemplo, no se mueven si no hablamos de 2.500 euros para arriba).

Saludos.

Elisabet dijo...

Paco tiene razón. Mi mentora también es colaboradora fija de varias revistas históricas y algunas le pagan bien por escribir tantos artículos al año. Luego, las conferencias, participar en jurados de premios... En el blog de Prometeo encontraréis un post sobre lo que puede ganar un escritor más o menos consagrado con una buena agenda de actividades. Si queréis leerlo, ¡no tiene desperdicio!
http://miseriasliterarias.blogspot.com/2006/11/este-blog-comienza-dar-sus-frutos.html

David dijo...

Creo que la matematica esta presente en numerosos aspectos de nuestra vida y por eso es lógico entender porque debemos estudiar tanto esta materia. Lo ultimo que aprendi es funcion lineal