lunes, 29 de diciembre de 2008

Cumpliendo Sueños


Las cosas suelen caer por su propio peso, que le pregunten sino a Sir Newton…

Digo esto porque yo empecé a escribir hace mucho tiempo, más de quince años. Fue al poco tiempo de haber leído El Señor de los Anillos, una obra que me marcó profundamente. Comencé entonces a escribir una novela de fantasía épica. Durante un par de meses le dediqué mucho, mucho tiempo. Por entonces, esto de internet era una quimera y cuando uno necesitaba buscar información sobre algún asunto tocaba tirar de biblioteca. La de horas que dediqué a leer sobre fauna, vegetación, minerales y un largo etcétera se queda para mí…

Cuando ya había escrito los cuatro primeros capítulos, de repente, me dio miedo. Pero no un miedo tonto, no… verdadero pánico, un terror visceral. Me decía que dónde me estaba metiendo, que iba a ser incapaz de llevar a cabo el proyecto que había iniciado y que todo aquello iba a ser una inmensa pérdida de tiempo. Tanto miedo me dio, que aparqué los bártulos y dejé de escribir.

Durante casi quince años prácticamente no escribí nada, ni relatos, ni historias… sólo de vez en cuando, y cuando la tristeza se quedaba durante una temporada a hacerme compañía, me salían unos pocos “pseudoversos” que casi nadie ha leído. Pero eso de escribir, escribir… nada de nada. Así que me dedicaba al lado contrario: leer.

Hasta hace dos años.

Las cosas caen por su peso, decía, y fue entonces cuando las circunstancias se confabularon para que, un buen día, me encontrara leyendo de nuevo aquellos cuatro capítulos que había escrito. Se los dejé a mi pareja, quien, tras leerlos, me dijo: tendrías que terminarla. Yo le contesté que no sabía… que si empezaba no iba a poder parar… que me daba miedo… que me iba a llevar mucho tiempo… ¡qué sé yo! Le dije de todo, me temo. Pero no recuerdo muy bien cómo fue, un día me vi pasando al ordenador aquellos cuatro capítulos, y después continuar la historia hasta terminarla, en tan sólo tres meses. Eso sí, le dedicaba al tema cerca de diez horas diarias.

Acabé muy cansado y sin ideas. Pero al poco tiempo volvía a iniciar un nuevo proyecto, con la idea de que fuera la continuación de esa primera novela, a la que había titulado LA PIEDRA DE ALDUR. Los que seguís a menudo el blog ya conocéis cómo esa segunda novela de fantasía terminó por convertirse en una novela histórica ambientada en la antigua Esparta. Justo cuando terminaba de escribirla, firmé un contrato de representación con la agencia de Sandra Bruna.

Ya sabéis que desde aquí animo a los escritores a conseguir agente literario. Y hoy, vengo para explicaros por qué animo a eso, aunque, como casi siempre, doy muchas vueltas para llegar al punto que quiero tratar.

Pasado el verano, Sandra me comentaba cómo estaba el asunto con mi primera novela: LA PIEDRA DE ALDUR. Me contaba que hay una editorial, una editorial importante, que tiene un excelente informe de lectura sobre la novela, y además, a la editora le ha gustado mucho. Ocurre, sin embargo, que las cosas están un poco paradillas (ya sabéis, la crisis y todo eso), y por ahora la cosa no se ha terminado de concretar.

Sandra también me contó por entonces qué le había parecido mi segunda novela: HIJOS DE HERACLES. Os copio un extracto de su comentario:
una novela muy bien escrita, comercial y con un tema potente (…) ME HA PARECIDO MUY INTERESANTE el período de formación de los niños, cómo les acostumbraban a pasar hambre, frío y aguantar el dolor, igual que les obligan a matar. Las intrigas están bien llevadas y resaltas muy bien el tema político y social, así que voy a empezar a mover la novela ya con las mejores editoriales de novela histórica

Me pasó una lista con los cinco nombres de las editoriales a las que la había enviado. Puedo aseguraros que todas, absolutamente todas, son de primer orden, auténticos referentes editoriales en España.

Esto fue a mediados de Septiembre.

Y el día 9 de Diciembre, estalló la bomba.

Ese día recibí un mensaje de Sandra en el que me anunciaba que una de esas cinco editoriales, posiblemente la editorial más reconocida en cuanto a novela histórica se refiere, deseaba adquirir los derechos de edición de mi novela. Tuve que leer varias veces el mensaje para creérmelo. Y no es para menos, pues el nombre de la editorial da miedo sólo con escucharlo.

Enseguida estuvimos en contacto por teléfono, y durante la conversación me dio más detalles del asunto: a la editorial le había gustado mucho la obra y estaban entusiasmados con la idea de adquirirla. Había que trabajar algunos asuntos, pero la cosa iba muy en serio.

Un par de días después, justo el día antes de la mesa redonda en la que participé en Tomares, me llamó la que desde ese instante se convirtió en mi editora.

En la conversación me contó algún detalle que me dejó helado, como por ejemplo, que en el plazo desde que recibieron la novela, a finales de Septiembre, hasta ese momento, primeros de Diciembre, es decir, poco más de un mes o mes y medio, la novela había sido leída por cinco personas de la editorial. Sólo ese dato, habla de cómo es de seria la cosa…

Durante estos días, ella está leyendo la novela y tomando notas ya para comenzar a trabajar en lo que será la corrección del texto. Supongo que para cuando terminen las fiestas empezaremos a trabajar en firme en ese sentido.

Por último, os cuento que recibí un gran regalo durante la noche buena. Ese día había ido a cenar con mi familia y regresé a casa a eso de las tres de la mañana (yo es que soy muy bueno y me recojo pronto). Miré el correo antes de acostarme, como hago todos los días. Y no me acosté hasta las cuatro. ¿Qué por qué? Pues porque había recibido algo que pensé que no me llegaría hasta bien entrado Enero: el contrato editorial para estampar en él mi firma. Lo leí tres veces de cabo a rabo, y debo reconocer, que ninguna de las tres me enteré de nada... tuve que esperar al día siguiente para entender lo que leía. Cosas de los nervios, supongo.

Todo esto no podría haber sido posible sin Sandra Bruna, su equipo y su excelente trabajo. Y ese es el motivo por el que desde aquí siempre animo a buscar agente literario. Porque podéis estar seguros: jamás hubiera podido, por mí mismo, acceder a la editorial que va a publicar HIJOS DE HERACLES.

¿Que no os he dicho el nombre de la editorial? Es verdad, aunque no es por olvido, si bien he dejado algunas pistas para que podáis hacer cábalas si queréis. Espero deciros el nombre muy pronto, en cuanto me llegue de vuelta mi contrato firmado por la editorial, lo que supongo que será hacia finales del mes que viene.

Hasta entonces, empiezo a tener una duda existencial: ¿me quedo con los Reyes Magos, o me paso a Papá Noel?

32 comentarios:

Arwen Anne dijo...

No se que decirte Teo, no lo sé, solo felicidades, de verdad, felicidades por todo esto que te ha pasado y por supuesto... bueno es que acabo de terminar mi novela y si me dijeran que van a publicarla yo me pondría a saltar y a todo, de verdad, muchas felicidades y ya nos diras como se consiguen agentes porque yo no tengo ni idea

Felicidades nuevamente y que sepas que hijos de heracles ya tiene un volumen vendido, el mío.

un beso y gracias por compartir con nosotros esto tan maravilloso que te esta pasando

JUAN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JUAN dijo...

Pues sólo decirte que te felicito,Teo, es algo maravilloso.Comprendo cómo debes sentirte.
Como te dice Arwen, ya nos explicarás cómo se consigue un agente, pues a esa misma agencia le escribí una carta de presentación , tal como aconsejáis muchos en los foros, y el mismo día recibí un email de respuesta automática diciendo que lamentaba...bla,bla, bla.
¡Ni siquiera pude enviarle mi novela!
Y lo mismo más o menos me sucedió con otras cinco agencias de una lista que me envió Montse de Paz, una compañera y autora de Estirpe Salvaje.
Bueno, pues te deseo un gran éxito y me alegro sinceramente contigo de ver que todo es posible.
Un abrazo.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Y ¡quédate con los Reyes Magos!, que son tres, y Santa Claus es sólo uno.

Un enorme abrazo chillao y suerte en esta singladura.

Blas Malo Poyatos dijo...

Enhorabuena, Teo. Para el año que no ha comenzado ya tengo dos libros pendientes.

Tengo mi apuesta, creo que la editorial tiene una H por medio. Concretamente en la tercera letra.

¡Saludos!

Manuel dijo...

Muy buenas, no te conozco el la primera vez que entro aquí, pero me ha dado mucha alegría leer el texto. Se me ha quedado una cara alegre, como mis hias cuando ven los dibujos animados.
Mi enhorabuena.

John Anthony dijo...

¡Vaya, qué alegría tío! Felicidades, muchísimas felicidades. Cómo me alegra ver que se cumplen sueños; porque publicar es todo un sueño, tanto por lo difícil que resulta que sea real, como por lo feliz que le hace a uno conseguir realizarlo.

En fin, disfruta y vive este gran momento. Y sigue hablándonos y haciéndonos soñar.

Chao, cuídate.

Armando Rodera dijo...

Enhorabuena, Teo, de verdad. Es algo fantástico, como el título de tu blog. Me imagino tu cara al leer esos correos y más en una noche tan señalada. Sólo con tus palabras nos has hecho sonreir y soñar con poder vivir también ese momento.

Yo sigo in albis con la editorial que comentas, estaré espeso con tanta fiesta. Pero es lo de menos. Lo has conseguido, ya está ahí, casi puedes rozarlo con los dedos. Y como dice Arwen, es para saltar de alegría.

Gracias por compartir estos bellos momentos con nosotros. Me alegro un montón y te lo mereces, así que seguro que todo marchará sobre ruedas.

Un abrazo desde Madrid. ¡Y Feliz Año Nuevo!!

Martikka dijo...

Qué entrada más fabulosa, Teo...Yo tengo claro que has de pasarte a Papa Noel, él siempre trae los regalos más pronto y los disfrutas más tiempo.

Un abrazo y feliz año nuevo. Ya entra con uno de tus deseos cumplidos!

Alex dijo...

Pues una enhorabuena muy grande, parece que Sandra Bruna funciona bastante bien.

Teo Palacios dijo...

Gracias, Arwen.

Esto de publicar es un proceso muy lento, lentísimo. Piensa que yo esta novela la terminé hace 9 meses, que ahora es cuando una editorial se interesa por la novela, y que aún pueden pasar casi 2 años más antes de que esté en la calle. Así que tómalo con calma y por ahora, conténtate con haber terminado tu primera novela, que no es poca cosa. A partir de ahora, si quieres verla publicada, comienza otro tipo de trabajo.

En cuanto a cómo conseguir agente... desde el principio de este blog estoy hablando de ese tema. Si miras las entradas desde el principio podrás encontrar algunas ideas que te pueden ayudar. En especial, las entradas tituladas: Autor novel busca agente editorial y las que se dedican a estudios de marketing.

saludos

Teo Palacios dijo...

Hola, Juan

Gracias por la felicitación. Sobre el tema de conseguir agente te digo lo mismo que a Arwen. Dale un vistazo a las entradas anteriores, quizá encuentres en ellas lo que buscas.

Comentas que has intentado contactar con alguna agencia con resultados negativos, y que incluso en la de Sandra Bruna ni siquiera pudiste enviar el texto. Te digo que no es algo personal, jejeje. Verás, me consta que, sólo durante el mes de Septiembre, en la agencia de Sandra se recibieron más de 100 manuscritos nuevos. Te puedes imaginar que ago así colapsa a cualquiera y que es normal que tengan que rechazar temporalmente la recepción de cualquier cosa. Lo mismo sucede con las editoriales. Muchas anuncian que no aceptan originales, o que tardarán al menos 6 meses, o más, en dar respuesta a lo recibido.

Es cuestión de tener paciencia e insistir si estamos seguros de que nuestra obra merece la pena.

Saludos!

Teo Palacios dijo...

Sí, Paco.. pero es que este año, Papá Noel se lo ha currao tela!!!! Digo yo que se merece al menos el beneficio de la duda, no?

jajaj

Por cierto, que la expresión "abrazo chillao" me encanta... tiene copyright o se puede plagiar?

Un abrazo!

Teo Palacios dijo...

Se acepta la apuesta, Blas. Sé que te gusta la novela histórica, así que creo que disfrutarás con HIJOS DE HERACLES. De todas formas, de aquí a que esté en librerías queda muuuuuuuucho tiempo.

Un abrazo fuerte, y gracias!

Teo Palacios dijo...

Pues bienvenido, Manuel. Espero verte por aquí más a menudo. Y muchas gracias, es muy gráfica la expresión de tu cara ;)

Arwen Anne dijo...

teo gracias, me pongo a buscar esas entradas y felicidades nuevamente, estoy deseando poder leer tu novela

Teo Palacios dijo...

Sí que es un sueño, John... y más aún empezar del modo en que voy a hacerlo yo: con una editorial de primera línea. Me ha tocado la lotería, la verdad. Pero, además, es un gustazo poder contarlo a gente que, inexplicablemente, se pasa por aquí a menudo, para ver qué cuento, sin ni siquiera haber tenido la oportunidad de vernos las caras, como es tu caso. La verdad, no deja de sorprenderme.

Por eso, Gracias.

STB dijo...

Ole, ole. Me alegro un montón. Espero ansioso a que nos des más detalles y fechas concretando el asunto.
Cuando ya esté más cercano el asunto te envío un reportero para una entrevista en primicia ;)

Teo Palacios dijo...

Armando, como digo tantas veces, estoy convencido de que más de uno de los que os dejáis caer por aquí, y a los que os doy las gracias por ello, como le decía a john, conseguirán ver publicadas sus obras. Es cuestión de trabajar y tener paciencia.

En cuanto a la editorial, pues ya os sdaré el nombre, ya... no te creas que no me cuesta mantener la boca cerrada...

Un abrazo!

Teo Palacios dijo...

Ay, Martikka.. tú eres de los más viejos por aquí... diles a Arwen y a juan que se tienen que leer el blog desde el principio para encontrar lo que buscan, que si repito las entradas, tú y otros muchos ya no querréis juntaros conmigo, jejeje.

Muchísimas gracias, guapísima. Y buen viaje!!!! Vuelve cargada de proyectos, que tú también eres de las buenas!

Besos

Teo Palacios dijo...

Muchísimas gracias, Alex.

Sí, S. Bruna funciona muy bien. No tenemos sólo el ejemplo de Montse (Eli), sino que ahora también el mío, aunque suene mal decirlo.

Por cierto, que menudo revuelo has montado con lo de Heroes, jajaja.

Un abrazo!

Teo Palacios dijo...

Puedes estar seguro, STB, de que os tendré al día.

Cuenta con esa entrevista, claro, aunque miedo me da enfrentarme al posadero...

Carlos dijo...

Me alegro mucho por la noticia de la publicación de tu novela, Teo.
Y más cuando te enterastes en la Feria del Libro de Tomares.
Ya nos avisarás cuando esté publicada para leerla y decirte personalmente nuestra crítica siempre constructiva.
Feliz 2009

Teo Palacios dijo...

Muchas gracias, Carlos. Sí fue durante esa semana en la que me invitásteis a participar en la mesa redonda. Todo un lujo y un placer, por cierto.

Os avisaré, claro que sí, y prestaré mucha atención a cuanto tengáis que decirme.

Un abrazo y que el año entrante os colme de éxitos literarios.

Arwen Anne dijo...

El último mensaje de este año en el blogger, para tí.

Feliz Año y un deseo: que nuestras novelas se vean en el escaparate de una librería (claro que la tuya estará mucho antes, pero puede verse William con la segunda que publiques no?)

Gracias por todo y por darme la oportunidad de asegurarme de que este mundo es el mio

Teo Palacios dijo...

Muchas gracias por la deferencia, Arwen.

Ojalá se vean las dos novelas juntas, significará que ambas tienen calidad suficiente.

Feliz año

Susana Eevee dijo...

¡Ostris! ¡Enhorabuena, Teo! ¡Qué maravillosa noticia! Bueno, bueno, ya nos mantendrás informados de todas las novedades al respecto.
Muchísimas felicidades y... quédate con Papá Noel.

Esther dijo...

Las cosas caen por su propio peso...!ah, compañero, qué gran verdad!

Pero el "propio peso" no es mero azar, coincidencia, las morias a favor.

Nopo.

Todas las felicitaciones, entonces, Teo: la valía del autor las merece!

(o sea: qué alegría, pero qué enorme alegría que estés publicando los Hijos...)

Un abrazo grandote,
desde el otro lado del charco

Esther

Teo Palacios dijo...

Muchas gracias, Susana. Puedes estar segura de que os cntaré más detalles tan pronto como pueda.

Besos

Teo Palacios dijo...

Esther, que alegría verte de nuevo por aquí!

Hay un trabajo importante detrás de esta noticia, no voy a negarlo. Fueron 9 meses los dedicados a escribir esa novela. Pero desde luego, he sido muy afortunado: al conseguir una buena agente para representarme y llamar la atención de una editorial importante con la primera de mis novelas que será publicada.

Tengo amigos que escriben muy bien y sin embargo, por motivos varios, hasta ahora no han tenido suerte. A veces, estar en el lugar adecuado, en el momento preciso, resulta fundamental. Y eso me ocurrió a mí con Sandra Bruna, con independencia de la calidad de mi trabajo.


Muchas gracias por tu cariño y te envío un abrazo de vuelta en el primer barco que zarpe con destino a tus costas.

Juan dijo...

Hola

Como hay otros juanes por aquí, si quieres, llámame Juan C :-).

Primero, darte la enhorabuena por todo lo que cuentas en esta entrada... ¡¡Así se hace!!

Y en segundo lugar... pensé que era el único al que se le morían historias durante años. Aunque al final acabé estudiando física, y no arrepiento (al revés :-D ), me ha gustado escribir desde que estaba en el colegio, si bien, tenía la maldición de que era incapaz de terminar nada. Hasta que a los 21 años (ahora tengo 35) terminé en una semana un cuento, donde desarrollaba una idea que había tenido un par de años antes. Desde entonces, suelo terminar un 90% de lo que empiezo, pero siempre narrativa breve... con una sola excepción.

Un día comentábamos en un foro cosas de literatura, y una amiga propone escribir un cuento que cumpliera una serie de premisas. Me puse manos a la obra, pero aquello no se acababa nunca. Ideé toda la trama de golpe, como si se tratara de un cuento, pero llené cuatro libretas enteras (es lo último que escribí manuscrito). Y cuando llevaba escrito cerca del 80% a lo largo de un año y poco más, la abandoné por falta de tiempo. Esto sucedió a finales de 1998.

Durmió durante diez años en un cajón. Por pura casualidad, este noviembre pasado me da por releerla. Recordé todo lo que había sentido cuando escribía aquellas líneas y volví a experimentarlo, recordé la fuerza de aquellos personajes y me dije que tenía que terminar aquello, que era una lástima faltando tan poco como quedaba... ya había escrito todo lo fundamental, quedaba cerrar cabos... Y en eso estoy, con muchos problemas, porque apenas le puedo dedicar algunas noches de viernes o de sábado (tengo un trabajo demasiado absorbente...).

Pero ya veo que estas cosas pasan. Por cierto, esta mañana, recordando artículos de tu bitácora, me hizo mucha gracia lo fácilmente que me salió una sinopsis "vendedora" de esa historia, lo que no sé si es bueno o es malo.

Un saludo.

Juan (Juan C. ;-) )

Teo Palacios dijo...

Muchas gracias, Juan C

La verdad es que ha sido sorprendente todo lo relacionado con Hijos de Heracles, desde su desarrollo hasta la firma del contrato editorial.

Y no te preocupes, que no eres el único que se queda colgado a medio proyecto...si yo te contara!