viernes, 24 de abril de 2009

2012: cinco días


Este es el título provisional de la novela en la que trabajo. Sigo avanzando a un ritmo bastante bueno, y en los últimos cuatro días he escrito casi 30 páginas dedicándole un par o tres de horas cada día. No me puedo quejar, desde luego.

Es muy curioso cómo surgen las ideas y luego evolucionan. Hace tiempo que tengo ganas de escribir una novela juvenil, al estilo Crónicas de Spiderwick más o menos. 2012: cinco días iba a ser esa novela. El argumento era más o menos sencillo, una pareja de hermanos queda huérfana y tienen que marchar a vivir con un familiar excéntrico en cuyo sótano tiene una serie de extraños objetos que les harían vivir alguna que otra aventurilla. Nada nuevo, desde luego, en cuanto a argumento. Tal vez sí en cuanto a la aventura en sí misma.

Porque la idea era que estuviera basada en un hecho histórico real, un objeto real y un peligro real, o al menos, que pudiera parecerlo. La idea, como digo, llevaba tiempo rondándome y a decir verdad tuve que refrenarme para empezar a escribirla, porque después de dos años y tres novelas, en las que dos de ellas eran históricas y habían supuesto un enorme reto de documentación, necesitaba un respiro.

Pero una noche la cabeza ya no se detuvo y comenzó a darle forma a la trama. En primer lugar, con el dios mexica Tezcatlipoca como argumento terrorífico y toda la parafernalia que lo rodeaba, el llamado cráneo de Tezcatlipoca, el espejo humeante, etc…

Empecé a buscar información, y una cosa llevó a otra: uno de los protagonistas creció, otro menguó hasta convertirse en una niña de 4 años. Apareció la policía, con todo lo que eso conlleva. Como telón de fondo de todo esto, las profecías mayas con respecto al año 2012. Problemas familiares, enamoramientos imposibles y algún que otro personaje que aporta una pizca de ironía y sentido del humor, y que, creo, hará las delicias de al menos uno de los habituales de este blog. Finalmente un desarrollo tipo thriller que se separó definitivamente de la idea original.
En eso se convirtió lo que iba a ser una novela juvenil. Lo que son las cosas…


Ahora ando ya por la página 130, y la cosa sigue creciendo. Calculo que al final terminaré sobre los 300 folios, siempre a doble espacio y con Time New Romans 12. Porque, si he de mandarlo en ese formato, ¿para qué escribirlo en uno diferente? Así me ahorro trabajo y sé exactamente por dónde me muevo. Eso quiere decir que en más o menos un mes, la novela estaría terminada, lo que la convertiría en la que menos tiempo me ha llevado en su desarrollo.


La música sigue estando presente en buena parte de las escenas. Hay un poco de todo, y posiblemente en el futuro sigan apareciendo nuevas piezas. Hoy os dejo con una de las piezas musicales que aparece en la obra, el Tango Fugata, deAstor Piazzola, y con Una Furtiva Lágrima, interpretada por Pavarotti. Sólo hay que ver la reacción del público para entender que estamos ante una actuación estelar.






Os iba a dejar la escena en la que aparecen las dos piezas, y de hecho ya las tenía pegadas, pero lo he pensado mejor... Igual otro día...

6 comentarios:

Cristina Puig dijo...

Hola Teo,

Mucha suerte con la novela, ya llevas bastante avanzado y eso es importante. Espero que nos informes más sobre tu novela, tiene muy buena pinta! No se si te pasa pero cuando "empiezas a darle cuerda" a la cabeza con la trama, personajes etc...ya no puedes hacer otra cosa que pensar en ella y no puedes parar de escribir. Yo escribo mi primera novela de género fantástico y estoy disfrutando mucho. Me ha gustado tu blog y tu web así que si no te importa te enlazo en el mío.
Un saludo, muchísima suerte, constancia y ánimos!
Cris

Blas Malo Poyatos dijo...

Contra, Teo, vas a una velocidad de parsecs. Increible. Que se mantenga esa inspiración.

¿No decías que habria sorpresa el Día del Libro?

Un saludo

Arwen Anne dijo...

Vaya Teo, está claro que tus personajes se dejan escribir... ojalá el mío hiciera lo mismo, el pobre parece que se niega, supongo que aún no es su momento, la tengo comenzada pero no me convence, la empezaré de nuevo, seguro que luego cuando me ponga a ello se deja, aunque claro, la culpa también es mía, soy algo reacia a escribir en primera persona, nunca lo he hecho y me da algo de apuro

besos

Jesús F. dijo...

Hola Teo,

¿Treinta páginas en cuatro días, dos o tres horas? ¡buf...me siento muy muy perezoso!

Veo que tratas nueva temática, alejada de las dos novelas anteriores. Creo que es fundamental no anclarse en un solo tipo de literatura, te da movilidad y te permite recorrer mundos diferentes a los ya visitados. Te aplaudo por poder hacerlos, ¡cuántos escritores se quedan anclados en un tipo de literatura y de ahí no salen!.

Además soy fan de este tipo de literatura (y Tezcatlipoca es uno de los pocos dioses que no he usado en mi segunda novela, te dejo utilizarlo, je,je), así ánimo, acábalo pronto para que te lo publiquen y podamos leerlo, je,je.

un saludo, tío

Javier Márquez Sánchez dijo...

Jo, ¡qué ganas tengo de poder leer la novela de marras! Me encantan las historias de aventuras y por lo que sé de ésta, realmente promete.

No sabes cómo me alegro de que la cosa vaya marchando a buen ritmo.

Fíjate, dándote toda la razón con que es lo más lógico, yo no escribo a doble espacio, sino a uno y medio. El doble espacio me resulta tan amplio... Manías de escritor, jejeje

¡A seguir así, compañero!

José Angel Muriel dijo...

Qué velocidad. Que no se pare la máquina, amigo. Así que al final no es una novela infantil-juvenil... Por cierto, la profecía maya va por buen camino. Como esto siga así, la crisis acaba con nosotros por el 2012. :D

También hace tiempo que yo escribo directamente en el formato en el que luego voy a entregar el manuscrito. Ahorra tiempo y orienta mucho sobre la envergadura de la obra que preparas.