lunes, 2 de noviembre de 2009

Un Mes de Curso

Un mes. Ese es el tiempo que llevamos con el Curso-taller de literatura creativa en marcha. Y la verdad, estoy más que satisfecho de cómo está avanzando la cosa.

Los alumnos, alumnas casi todas, eso es muy curioso, son bastante participativos durante la parte teórica. A veces me hace gracia, porque en el aula reina un silencio sepulcral y, mientras hablo, los observo y están completamente enfrascados en tomar notas.

Para mí está resultando una experiencia de lo más enriquecedora. En otras ocasiones he sido responsable de la enseñanza de determinados conocimientos en empresas en las que he trabajado, pero no hay nada que se pueda comparar a la sensación de transmitir ideas y nociones de algo que te apasiona, a otras personas igualmente apasionadas por lo que están aprendiendo. Es una sensación única, en serio.

Tengo que reconocer que para mí era un reto iniciar este curso. Jamás había emprendido una actividad parecida. Algo que me preocupaba era el tiempo que tendría que dedicar a cada uno de los temas tratados. Cuando terminé el temario, lo dividí para tratarlo en partes más o menos iguales teniendo en cuenta el número de clases que tendríamos a lo largo del curso lectivo y pensaba que me había quedado muy corto, creía que, en febrero, habría terminado todo el temario… nada más lejos de la realidad. De hecho, si quisiera, podríamos alargar el curso durante uno o dos meses más, teniendo en cuenta el temario que vamos a tratar.

Luego, claro, surgen los retos. Estaba seguro de que algunos conceptos no se iban a entender con absoluta claridad. La teoría literaria es algo compleja y un tanto extraña, porque suelen ser cuestiones, como sucede prácticamente con todas las teorías, con las que no lidiamos a diario. De momento, estamos capeando bastante bien todos los asuntos, pero hay uno que se les ha atragantado. Se trata del CONFLICTO.

Y es muy extraño, porque lo que es el concepto, la idea, la tienen clarísima. Un conflicto literario es, ni más ni menos, la lucha que se produce cuando dos fuerzas enfrentadas quieren conseguir una misma cosa, sea esta un objeto, una persona, etc… Pusimos en su momento varios ejemplos: en Drácula, el conflicto se genera cuando el vampiro y Jonathan Harker luchan por Mina Murray. En El Señor de los Anillos, el conflicto se genera en torno al control y posesión del Anillo de Poder, etc.

En todas las novelas existe el conflicto como tal, y normalmente es parte fundamental en el argumento de la obra. Y no tiene por qué haber un solo conflicto, pueden coexistir más de uno en la misma obra. Como digo, todo esto, el concepto, está claro… lo que ya no está tan claro es cuando tienen que ponerlo en práctica en los ejercicios. Al parecer, les cuesta dar forma a un argumento que dé lugar a un conflicto. Es posible, desde luego, que se deba a que disponemos de poco tiempo para escribir los textos en el aula y que se requiera más tiempo para madurar la idea. Así que tal vez hagamos algún cambio en el modo de desarrollar las clases.

Hasta ahora, hemos terminado el primer tema: Introducción a la novela. Hemos visto cómo se estructura en base al Relato, cuáles son los elementos de éste, modos de planificar el trabajo, dónde encontrar inspiración y cómo desarrollar las ideas y distintos métodos para conseguir que la novela sea creíble. A partir de esta semana comenzaremos a entrar en el meollo del asunto, tratando temas como la acción narrativa, el uso de diferentes tipos de narradores y el uso del tiempo en la historia. Uno de los temas más interesantes, aunque también más complejos, de todo el curso.

Lo mejor de todo, como digo, la implicación de los alumnos, aunque en ocasiones les dé reparo preguntar. El último día hicimos valoración de este primer mes. Me interesaba saber su opinión: si vamos muy rápidos o muy lentos, si esperaban más conocimientos o menos, si se están cumpliendo sus expectativas o no. La verdad es que sus comentarios fueron de lo más positivos. Algunos pensaban que el curso iba a ser por completo diferente, pero reconocían que se habían enganchado, que las dos horas de clase se les hacían cortas e incluso hubo quien comentó que le gustaría que las clases fueran de cinco horas, en lugar de dos. Como veis, imposible no sentirse halagado y orgulloso del trabajo que uno hace y de los alumnos que le han tocado en suerte.
Pronto empezaremos a disfrutar de las visitas de alguno autores, lo que ha hecho especial ilusión, porque no todos los días tienes a un escritor en exclusiva y durante un par de horas para machacarlo a preguntas y aprender de sus experiencias.

Y dentro de unos días, el próximo viernes, comenzaré a impartir otro curso, en esta ocasión en el Ateneo Andaluz. Ya tengo 5 alumnos confirmados, lo que no está nada mal. Deseando estoy empezarlo. Espero que aquí las cosas salgan, al menos, igual de bien.

16 comentarios:

Xavier Borrell dijo...

Muy interesante, al menos los que no podemos ir aquí recibimos un pedacito de curso.

Alejandro Laurenza dijo...

Teo, qué bueno que estés haciendo algo que te apqsiona, y que te esté yendo tan bien!

Saludos,
Alejandro.

Guillem López Arnal dijo...

Qué buena lección. ¿Otro curso? Teo, lo tuyo es aprovechar el tiempo.
Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

Me alegra saber lo bien que te está yendo con el curso (no esperaba menos de ti, jeje).
Entiendo lo que dices en cuanto a la compresión de los conceptos porque en mi curso pasa lo mismo: la teoria no es otra cosa que la practica racionalizada, y probablemente somos capaces de poner en la practica esos conceptos, pero a veces es dificil reconocerlos en palabras.
(No sé si me explico).
¡qué sigan los éxitos!

Claudio dijo...

Me alegro por ti. Yo empezaré la semana que viene a impartir un curso similar, aunque más condensado. Espero contar que me ha ido igual de bien.

C.

sempiterna dijo...

Teo, me alegro de que estés tan contento con el curso. Un mes ya... no te he preguntado mucho últimamente con tanto lío, se me ha pasado el tiempo volando. Un beso.

Marta Abelló (martikka) dijo...

Me alegro de que el curso esté saliendo tan bien. ¡Es un placer ver cómo disfruta la gente con la literatura!

Jesús F. dijo...

Buenos días, Teo,
Leyéndote hablar del taller y del ánimo que le pones me hace lamentar que Barcelona no esté un poquito más cerca de tierras sevillanas, je, je.
Pienso que si el conflicto supone problemas puedo proponerte que se lo pongas como “deberes”, me refiero a que lo practiquen en su casa y luego lo presenten en la siguiente clase, quizás así en su entorno les resulte más fácil que en clase.
Un abrazo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Teo, debe ser una experiencia fascinante. Dichosos los que puedan disponer de tiempo, porque para ellos será el goce de los cursos.

Lo sí que debe ser estimulante es cuando los estudiantes te ponen en un brete, ¡bendita curiosidad!

Y el del Ateneo, por cierto, si puede decirse, ¿sobre qué trata?

Un saludo

Anónimo dijo...

Confirmo que todo lo que has escrito es cierto.

En clase se disfruta, se respira un ambiente agradable, se aprende y se llevan a la práctica los conceptos aprendidos. Es, como bien dices, apasionante. A veces, sabe a poco.

Teo, gracias, por lo que me toca como alumna.

M. José.

Teo Palacios dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros ánimos y vuestros comentarios.

Claudio, no tenía ni idea de que fueras a empezar un curso tú también. ¡Me alegro! Espero que te vaya bien, ya contarás.

Blas, el curso del Ateneo es sobre creación literaria (¡sobre qué si no!) Y sí, es muy interesante cuando te hacen una pregunta y ves las cara expectantes a la espera de la "sabiduría" del profe, jajaja.

Mª José, un placer que una de las alumnas aparezca por aquí, precisamente para indicar que las clases te resultan satisfactorias. Todo un gustazo, muchas gracias. Pero, que sepas, que esto no te da más puntuación en la evaluación, ¿eh?

naTTs R dijo...

Teo, el curso parece interesantísimo. No sé si podrías recomendarme alguna manera de acercarme a lecciones como las que impartes sin asistir a uno de estos cursos. El problema es que no hay ninguno cerca de mi localidad, y no acabo de ver muy claro lo de los cursos a través de internet.

¿Me recomendarías algún libro de teoría literaria que pueda ir desgajando en casa? La verdad es que tal y como está hoy en día la enseñanza, me considero bastante autodidacta. Sé que no es lo mismo que un curso presencial o un mentor, pero al menos podría estar un poquito más cerca del mundo de la literatura.

Gracias por adelantado.

Saludos,

naTTs

Teo Palacios dijo...

Hola, naTTs

Te recomiendo un par de títulos:

Curso de iniciación a la escritura narrativa, Fernando Gómez Redondo

Cómo se escribe una novela, Héctor García Quintana

El primero me enseñó mucho, aunque es bastante espeso por ser, exclusivamente, teoría literaria. El segundo me resultó muy ilustrativo y ameno.

En cuanto a clases, si no tienes nada cerca, es complicado... Yo te recomiendo las mías :P
Besos

naTTs R dijo...

Gracias por el consejo, Teo. A ver si consigo los libros.

Me encantaría de verdad recibir tus clases. Bueno, siempre puedes hacer una gira por el norte o publicar tu propio libro de texto =)

Se agradecería.

Abrazos,

naTTs

Esther dijo...

Teo, !!!bravoooo!!!

Y oye, no te preocupes en demasía por que "cueste aprehender" un concepto. Es lo natural, lo lógico... vamos, acuérdate de tu propia trayectoria como estudiante (en lo que sea), ¿cuánto tardaron en caer algunas fichas? Por allí uno necesitó varias asignaturas sobre lo mismo para "darse cuenta". No es lo mismo comprender una idea, que realmente "vivirla". Si el curso es breve, entonces la cuestión es dejar la idea en la mente de los alumnos... ya madurará, a su tiempo, al tiempo de cada uno.

Cariños,
Esther

Anónimo dijo...

Soy un Nazareno que esta muy orgulloso de un paisano tan apasionado de la literatura, trabajador insaciable y superador de obstáculos defensor de todo lo q comparte, ya mismo Teo los alumnos y alumnas de los centros escolares tendrán a un autor a quien leer y estudiar mejor dicho de quien aprender, deseoso de leer tu libro, un saludo permiteme El Guerrero