miércoles, 24 de febrero de 2010

El día P

Sí, el P. Porque si el día D fue el del Desembarco de Normandía, el día P será el de la Presentación de HIJOS DE HERACLES.



El sarao se ha organizado para el próximo martes, 2 de marzo, alas 19.00 en Fnac Sevilla, Avda. Constitución, 8. Y menos mal que, sujetando las tablas y manejando el timón estará el buen amigo Javi Márquez, que si no, no sé lo que haría. He participado en un montón de eventos, he hablando cientos de veces (literalmente) en público dando conferencias y demás. Pero esto… esto es otra cosa. Esto es algo que pone los nervios en ebullición. Así que voy a agradecer la compañía de Javi como nunca antes.



Por supuesto, también agradeceré la de todos los demás, amigos y desconocidos, y hasta enemigos, que a lo largo de los años uno se encuentra de vez en cuando con alguno. La cuestión es que la sala tenga caras múltiples en la que fijar el tembleque de los nervios por unos segundos. Así, entre todos, no se notará tanto. Digo yo.



Aquí tenéis la invitación. Y no, no hace falta que la llevéis, que no somos tan clasistas. Al menos, no por ahora. Cuando uno venda libros por millones, a lo mejor la cosa cambia, pero por ahora, todos tenemos cabida.



Y querréis saber, supongo, cómo siguen las ventas. Pues la verdad es que ni idea… La editorial no maneja datos fiables hasta pasados unos meses desde que se pone en venta el libro, y por lo tanto, es absurdo hablar de estos asuntos. Sin embargo, sí hay algunos datos que ayudan a ver cómo funciona la cosa.



En Fnac, el libro sigue estando en el Top Ventas de novela histórica. Que un mes después siga estando ahí, en los 20 primeros puestos, es una noticia estupenda. Sobre todo porque, todavía, no ha comenzado el periodo de promoción. No hay comentarios en prensa, ni en programas de radio ni nada de todo esto. Esa fase dará comienzo la semana próxima, cuando empezarán a aparecer en diversos medios algunas entrevistas. ¿Qué quiere decir esto? Pues que si sin que se haya hecho publicidad de la novela está vendiendo bien, al menos en algunos sitios como Fnac, lo lógico será pensar que una vez comience a verse, a anunciarse, a hablarse en los medios sobre la novela, deberían aumentar las ventas. Lo veremos.



De momento, empiezan a aparecer las primeras reseñas en internet y, de momento, tampoco me puedo quejar de las opiniones vertidas. En Anika entre Libros, por ejemplo, la opinión de la lectora ha sido entusiasta. También sale bien librada en Novilis, un portal especializado en historia.



Lo dicho, que estoy de lo más contento, y que espero veros en la presentación. ¡No me falléis!

12 comentarios:

Guillem López Arnal dijo...

Pues yo no estaré, por razones más que obvias ;-) pero seguro que es un día que recordarás mucho, pero mucho tiempo.
Un abrazo!!

Lola Mariné dijo...

Yo tampoco podré estar, pero te mando toda mi energia y te deseo que sigan los éxitos y que lo sigas disfrutando.
Saludos.

marta dijo...

Desde que ví el libro en el fnac me llamó mucho la atención, me encantó el tema sobre el que trata, cuando termine el libro que me estoy leyendo ahora me leeré 'los hijos de Eracles'.

Alsharak dijo...

Yo desde que sigo tu blog, ando a la espera de pillar el libro, pero por Canarias aún no lo he visto en mi librería habitual.

Me perdonarás que no vaya a la presentación por razones de distancia, pero eso sí, desde que vea el libro, ¡¡pa la saca!!

Un saludo y suerte!!

Miguel Monte Real dijo...

Yo lo busqué el otro día en las estanterías de un Corte Inglés de Madrid, pero no lo encontré en Novedades de Novela Histórica. Me llevé uno de Benedetti. No importa, suelo pasar a menudo. Estará. Un saludo.

Alejandro Laurenza dijo...

Y como para no estar contento, Teo! Veo que las cosas siguen marchando muy bien.

Lástima que estemos tan lejos, si no, iría a la presentación, :-).

Un abrazo,
Alejandro.

baldukari dijo...

Evidentemente yo no estaré. Aún me duele el culo del último viaje a Sevilla, que no me pilla a dos pasos.
Pero ya tengo el libro pedido en mi librería habitual. A ver si encuentro las diferencias con aquel magnífico manuscrito que me tocó leer en la pantalla. Un saludo y nos leemos.

Laura dijo...

Desde el otro lado del Océano, te envío todas mis mejores buenas vibras, estimado Teo. ¡Que la presentación sea un éxito! :)

Elizabeth Baker dijo...

Bueno, guapo, yo no podré ir a la presentación de Sevilla, me queda un poquillo lejos de Barcelona, jajaja... Pero sí puedo decirte que justo acabo de comprar un ejemplar de la novela, que tengo intención de leérmela este finde... y que haré reseña en el blog la semana entrante. Tengo presente también el tema de la entrevista, pero ya te enviaré mensaje por Facebook. De momento y desde aquí sólo quiero desearte lo mejor en ese día, sé que se pasan nervios, yo lo viví una vez hace cinco años, y otra hace tres (pero menos, porque fue un acto más "íntimo"); pero tú a lo tuyo, a promocionar tu trabajo y a ponerle los dientes largos a los que todavía no la tengan. Besos y mucha suerte!!!!!!!!!!!

Blas Malo Poyatos dijo...

¡Tan cerca y sin embargo tan lejos! El trabajo es el trabajo, me da de comer, pero poco más. Pocas satisfacciones. No podré ir al FNAC.

Sin embargo, te auguro una gran presentación, llena de sensaciones únicas. Ten dos plumas, o bolis a mano, no sea que te falta tinta. ¡Y calienta antes las muñecas, no sufras un esguince!

Porque tu novela será un gran éxito. Un abrazo

Juan dijo...

Hola

Llevo bastante tiempo sin comentar. La verdad es que el trabajo me está absorbiendo últimamente, no que no deja de ser positivo.

El caso es que, como te imaginarás, no podré asistir. He de ir a Sevilla por motivos laborales, pero no el martes. De hecho, no sé aún cuando, pero quizá dentro de una o dos semanas...

El caso es que, tarde o temprano, te daré mi opinión, con conocimiento de causa, de tu libro (ya sabrás a qué me refiero, ja, ja)

Un saludo y seguro que la presentación sale muy bien.

Juan.

José Angel Muriel dijo...

Enemigos, no creo que tengas muchos. Pero nunca los eches de menos si no van. :D

Allí estuvimos, pasando un rato agradable, entre amigos y lectores.